Diferencias entre la ultracavitación y la liposucción

Hace unos años el tratamiento de moda en las clínicas de estética era la liposucción. Los tiempos han cambiado y hoy en día la ultracavitación es la técnica de moda por encima de cualquier otra. En este artículo analizaremos el porqué y veremos las diferencias de ambas técnicas.

El porqué de este incremento de los tratamientos de ultracavitación frente a la liposucción es claro. La ultracavitación tiene menores riesgos pues no es necesario pasar por el quirófano. Además, los resultados son muy buenos y se elimina grasa localizada desde la primera sesión.

La ultracavitación se basa en ondas ultrasónicas para eliminar la grasa localizada. Un especialista emite estas ondas en el cuerpo y se crean burbujas de aire en la grasa que cuando explotan cambian de estado la grasa pasando a ser líquida. La grasa líquida es transportada por la sangre hasta la orina, y es eliminada del cuerpo. Los efectos secundarios son mínimos y salvo los grupos de riesgo cualquiera puede beneficiarse de esta técnica. Ahora bien, la liposucción no es tan sencilla e implica un ingreso hospitalario y una intervención quirúrgica, con los riesgos que eso conlleva. Eso sí, la liposucción pone fin a la grasa localizada de una vez, y no es necesario tener que acudir a más sesiones.

Esta es la parte positiva de la liposucción pero da la sensación que se ha quedado atrás pues la gente quiere menos riesgos y más facilidad, aquí gana la ultracavitación pues sin ingreso y en una clínica se puede recibir esta técnica. Si tienes dudas sobre qué técnica está recomendada para tus necesidades, lo mejor es que consultes con un especialista que estará encantado de ayudarte y resolver todas las dudas que tengas acerca de estos tratamientos que ayudan a eliminar la grasa localizada.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *